Ansiedad pre-maratón

Vulgarmente llamada cagueta o cagalera. Se suele manifestar en diferentes estadios que van desde una tremenda laxitud hasta subirse literalmente por las paredes. Más pronunciados cuanto más "finos" nos encontremos. Por ejemplo, si en la penúltima semana tienes que ir obligatoriamente de visita a casa de tu tía Pascualina y no puedes salir a entrenar lo programado, que tenga cuidado tu tía, que lo mismo la muerdes.

El estado de ansiedad afecta de una u otra manera a todos los corredores, ya sean novatos o veteranos, populares o de elite, los últimos o los primeros. Cierto es que la experiencia ayuda a mitigar sus efectos, pero a veces estos se vuelven indomables. Incluso son capaces de producir agentes patógenos que generan enfermedades en el corredor: fiebre, diarreas, dolores de muelas, lesiones,…, sembrados siempre de una constante inquietud.. Estas ficticias enfermedades se combaten perfectamente con un placebo si somos un poco receptivos. Pero, a veces, tan insuperables nos parecen que llegan a hacernos abandonar el proyecto. Cosa que siempre deberíamos evitar, porque después desaparecen mágicamente en la línea de salida.

No tengo constancia de que Freud corriera maratones o simplemente que fuera corredor, pero estoy seguro que le hubiera interesado este campo. Yo creo que bien enfocado daría para una tesis doctoral en fisiología del deporte.

El asunto a tratar sería: ¿y qué hago para quitarme este estado de ansiedad? En teoría resulta sencillo, sería convertir en positivas todas esas malas sensaciones. Hay que pensar que estos momentos se viven en muy contadas ocasiones y que van a pasar enseguida. Que el resto de los mortales no maratonianos no van a tener el "placer" de degustarlos y que de alguna manera somos unos privilegiados.

Fijaos si dura una maratón que aunque nos creamos que empieza en la línea de salida, esto no es así. Comienza en el momento que nos decidimos a correrla y acaba cuando en nuestro ordenador vemos publicados los resultados por Internet.

También podríamos hablar de qué es lo que provoca esa ansiedad. Teóricamente también es muy simple: El miedo al fracaso. A no cumplir las expectativas tantas veces pensadas, maduradas y visualizadas en la línea de meta. Nuestros mecanismos de defensa empiezan a funcionar en el momento que decimos la frase: No estoy bien. Si escuchamos las conversaciones de corredores en la línea de salida, casi siempre son las mismas: Estoy mal, me resfrié, tengo dolores,…Aunque en nuestro fuero interno sabemos que nos la vamos a comer con patatas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sugerencias y consejos. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Ansiedad pre-maratón

  1. ignaciohita dijo:

    Javi, aunque suene a tópico, el fracaso es quedarse en casa, no tener que abandonar. Ánimo y ya nos contarás, confiamos en ti!! 🙂

  2. ROBERTO dijo:

    HOY LE HABLABA AL COMPAÑERO CON EL QUE ENTRENABA,DE TI,Y LO QUE HABLAS DE LAS "CAGALARES DE LA MUERTE ANTES DEL MARATON".DEBUTARÁ EN MAPOMA 2007,Y HOY ME DIJO QUE YA ESTABA CAGADO DE PENSARLO.JEJE.AUNQUE ESTE QUIERE IR DIRECTAMENTE A POR MARCA EN SU DEBUT(2H50 +-) Y ESO DA TAMBIÉN UN POCO DE MIEDO AÑADIDO.
    DE LO DE SEGOVIA,YA TE CONTARÉ.EN PRINCIPIO SI VOY,PERO PARECE QUE ESTÁN PREPARANDO EXCURSIÓN DESDE GETAFE,ESTE COLEGA Y OTRS MÁS CON LAS PARIENTAS.

  3. angel dijo:

    CAGALERAS ES LO QUE TENGO YO ESTA SEMANA, PERO NO POR MIEDO AL MARATON,……..ES PORQUE ME HA SENTADO ALGO MAL, JEJE, YA VEREMOS ESTA SEMANA VALENCIA……..
     
    SALUDOS TIRAOOOOOOOOOOOO

  4. vicente dijo:

    Llevo tropecientas maratones, hasta hace unos años hechas por debajo de 3 horas; desde hace unos años lo tomo más como divertimento y "excusa" para hacer viajes, por lo que el cronómetro lo llevo casi de adorno (y termino entre 3:25 y 3:35), a pesar de ello soy incapaz de quitarme la "cagalera" pre-competición, algo que conlleva una noche anterior de casi vigilia, un estómago que se niega a recibir el desayuno, adrenalinosis (¿existe el término?) según me voy acercando a la salida y oigo la megafonía… Tienes razón, Javier, es un síndrome del que no puedo desprenderme. ¡Ah! Mi penúltima ha sido la Milano City Maratón: la recomiendo, por el recorrido plano y amplio, por la organización, por la ciudad… a pesar del "frescoño" m,añanero.
    Enhorabuena por tu blog
    Vicente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s