Las zapatillas

Si alguien cree que va a encontrar aquí una guía de zapatillas está equivocado. Las zapatillas son una de las cosas más personales que tienen los corredores. ¿Y con esto qué quiero decir? Pues simple y claramente que no te puedes nunca fiar de la opinión del prójimo. Vamos, que las zapas que a mi me vienen bien, me sientan como un guante y corro como un gamo a ti te pueden parecer todo lo contrario. Es más, incluso te pueden iniciar lesiones y hacer que tus entrenos y carreras se conviertan en algo sumamente desagradable.
La única manera, pues, de saber si unas zapas de una marca determinada te valen es probándolas y equivocándote a veces, por supuesto. Las hormas de las diferente marcas suelen ser parecidas en sus diferentes modelos. Adidas más estrechas, NB o mizuno más anchas, Nike más de otra manera, etc, etc.
Después de usar varias marcas enseguida sabrás la que más te convence.
Eso sí, yo estoy en la línea de tener zapatillas de entrenamiento y zapas para competición. Las de entreno deben ser más, digamos, sólidas. Lo que los técnicos llaman amortiguación y estabilidad. Y las de competición más ligeras. Pero no tanto que casi ni tengan suela. Hay modelos que te van a servir para ambas cosas.
En las zapas no hay que escatimar. Merece la pena gastarse el dinero. Aunque se pueden tener miradas y conseguirlas en rebajas. O comprarte la versión del año anterior, que vienen a ser las mismas, con otros colores, pero más económicas. La única manera de saber si una zapa es buena o mala es su precio: cuanto más cara, mejor zapatilla. Y punto.
Luego dentro de la misma marca hay distintas zapas, unas para pronadores, otras para supinadores y las neutras. Permíteme decirte que yo eso no me lo creo. Tener un refuercito más aquí que allí no me da la suficiente garantía como para recomendarlas con un tipo de pisada. Que esa es otra. En algunos sitios te subes a una máquina y te dicen; eres pronador severo ¿? Cuando hacerte un test de pisada supone un estudio mucho más completo, y ni aún así está demasiado claro cómo pisas. Cada corredor tiene un gesto diferente al correr y eso es innato. Corregirlo muchas veces supone lesionarte. Y la técnica de carrera es un mito.
Conozco a gente que corre como un pato y corre que se las pela y otros que tienen una técnica perfecta y van mucho más lento. Cada uno es cada uno y tiene que conformarse como es. A todos nos gustaría correr como Bekele, que no corre, si no parece que vuela.
Otra historia, cómo no de los vendedores, es que las zapas duran poco. Que enseguida pierden amortiguación y flexibilidad. A unas buenas zapatillas se le pueden sacar 3.000 km si no los haces todos por asfalto. Si son de competición al menos 1.000. Claro, si tienes dinero o el gusto de hacerlo, puedes cambiar cada menos. Volvemos al cada uno es cada uno. Lo que sí está claro es que por obligación no te puedes comprar unas zapas de 100 euros cada dos meses si haces 300 km al mes.
Bueno, estas son mis opiniones, que puede que sean equivocadas, pero a mi me sirven.
Respecto a mis marcas favoritas, fueron en su momento New Balance. He gastado muchos pares de las míticas NB 999 y de NB 1600. Para mi la mejor zapa que ha existido. Ahora me decanto por mizuno, cualquiera de la gama alta me gusta. Pero insisto que éstas me vienen bien a mi y a ti te pueden sentar como un tiro.
Como anécdota decir que mis primeras zapas para correr eran unas bambas de las de la puntera de plástico. Luego tuve varias kelme con una suela como de papel de fumar y ya después la Karhú.
Esta entrada fue publicada en Sugerencias y consejos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s