El entrenamiento I

Mi primera intención para este blogg era simplemente la de contar experiencias maratonianas, como seguiré haciendo si me es posible. Pero voy a ir un poco más allá con unas cuantas sugerencias para l@s maratonian@s, de entreno, de comidas, de ropa, de zapatillas, de mentalización, de cuantas cosas se me vayan ocurriendo.
Vaya por delante que no soy ningún experto en estos temas. Escribiré sólo con mi experiencia y mis deducciones lógicas a partir de lo que he leído y escuchado por ahí.
Este primer capítulo versará sobre los entrenamientos para un maratoniano popular.
¿Y qué es para mi un maratoniano popular? Aquel corredor que se prepara para correr y corre una maratón, intentando disfrutar de ella y a su vez intentando también arañar unos segundos o minutos al crono para su propia satisfacción.
Cuando decidimos correr nuestra primera maratón tenemos ya cierta experiencia con las carreras, aunque también hay algunos que se decantan por la maratón como primera instancia, pero son los menos. La mayoría ha acabado ya, en sus ritmos, unos cuantos diez miles y una pocas medias. Entonces decide dar el salto.
Las dudas le corroen y sus ojos y sus oídos son auténticas antenas para captar todo aquello que crea que le viene bien par poder enfrentarse a la distancia. Todo en este caso son suposiciones y conclusiones sacadas de unos y de otros, sin saber bien a qué atenerse.
Yo en este caso no seguiría un plan estricto. Haría lo mismo que para preparar una media pero metiendo más tiradas largas. Adaptando las piernas y el coco a los temidos 42,195 km. Lo mejor en este caso, bueno y siempre,  son los entrenos en progresión. Estos evitan bastante las lesiones, se asimilan bien y te dan confianza. Correr en progresión es simplemente empezar despacio y acabar deprisa. Aquí juega bastante el papel que yo llamo del autoengaño. Decir, voy a acabar en 1 hora bastante rápido. Llegada la hora decir, pues estoy bien, sigo 15 minutos más y encima aprieto el ritmo. Pues ya que he llegado hasta aquí sigo aún un poco más. A mi me ha dado siempre muy buenos resultados.
Para esta primera maratón no se necesitan unos km premeditados, ni unos ritmos premeditados, ni se quiere hacer una marca premeditada. Se corre la maratón de manera que siempre tengas un cartucho en la recámara, siempre pensando en que podrías ir más deprisa, que tienes un punto más. Si es así utilízalo en los últimos 195 metros. Acabarás con satisfacción y con ganas de más. Conozco alguno que bajó de 3 horas en su primera maratón y no lo volvió a hacer, con la inevitable decepción cada vez que corría una nueva.
Ya hemos terminado la primera maratón, estamos eufóricos, no hacemos más que contárselo a todo bicho viviente. Incluso al vecino del 7ºC que pone una cara de decir que se nos ha cruzado un cable.
Calma. No nos precipitemos para la siguiente. Tenemos que volver a salir a correr por el simple placer de correr. Que nuestro cuerpo y mente asimile nuestra hazaña.
Después de unas cuantas carreras empezamos a preparar la segunda maratón. Pero eso será otro día porque hoy lo dejo ya.
 
“Un maratoniano tiene que estar dispuesto siempre a correr una maratón el domingo que viene”
Un saludo
Javi Sanz
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sugerencias y consejos. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El entrenamiento I

  1. angel dijo:

    HOLA, MI GUSTA ESTA SECCION, DESDE LUEGO LA TENDRE EN CUENTA, ES BUENO RECIBIR ESTOS CONSEJOS DE UN ILUSTRE  MARATONIANO COMO TU, JAVI.
     
    SALUDOS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s